El último reto de Amazon es ser proveedor de hospitales.

La compañía de Jeff Bezos está luchando para expandirse como principal proveedor de suministros médicos en los hospitales, con la idea de crear un mercado en el que los hospitales podrían comprar en Amazon todo lo necesario para abastecer las divisiones de Urgencias, los quirófanos y las instalaciones para pacientes ambulatorios en EE.UU.

La presión que está ejerciendo Amazon es tal que las acciones de los proveedores hospitalarios sufren duros reveses cada vez que aparece un nuevo informe en el que se explica cómo Amazon estaría tratando de llevarse el “gato al agua” en el sector sanitario. Y es que parece ser que Amazon podría competir con los distribuidores que existen en la actualidad y que suministran desde gasas hasta prótesis de cadera.

Las acciones de las compañías de servicios y proveedores de servicios de salud como McKesson, Cardinal Health y Owens & Minor cayeron este martes. 

Amazon ha invitado a ejecutivos de hospitales a su sede en Seattle en varias ocasiones, la última a finales de enero, para solicitar información sobre el sector y buscar ideas para expandir el mercado del suministro a empresas, esto es, como proveedor (el “B2B”)

 

Amazon, que ya cuenta con una reducida oferta de productos sanitarios, se estaría  preparando para lanzar una oferta más grande que la actual en relación a la provisión de suministros médicos, según informó el martes The Wall Street Journal.

En octubre, los analistas y los medios se dieron cuenta de que Amazon había recibido ciertas licencias de distribución mayorista para dispositivos médicos en varios estados de EE.UU., lo cual haría sospechar a los analistas del movimiento hacia el sector médico.

También se ha rumoreado el interés de Amazon en ingresar al mercado de las farmacias multimillonarias.

Competidores del sector farmaceútico, como CVS Health, ya anunciaron que adquirían Aetna por poco más de 60.000 millones de euros, en efectivo y acciones. Los analistas de Wall Street y ex gerente general de Aetna, John Rowe, dijeron que la fusión se debió a las preocupaciones de que Amazon entrase en el negocio de los productos farmaceúticos.

El mes pasado, Amazon, Berkshire Hathaway y J.P. Morgan Chase anunciaron una asociación para reducir los costes de salud y mejorar los servicios para los empleados.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.