“Estamos comprometidos a servir a la conversación pública y asegurar que la conversación en Twitter sea saludable”. Con esta declaración de intenciones, Twitter ha anunciado en su blog la adquisición de Smyte, una compañíade tecnología con sede en San Francisco especializada en seguridad, spam y problemas de seguridad.

“Mientras nuestros equipos continúan enfocándose en construir un Twitter más seguro y en asociarse con expertos externos para cumplir con este compromiso, estamos explorando cómo podemos trabajar con mayor urgencia”, explica la compañía que lidera Jack Dorsey.

No se trata de la primera medida que implanta Twitter para salvaguardar la salud de la conversación pública. El pasado mes de marzo, el propio Dorsey anunciaba en un tweet la intención de la compañía de buscar nuevos aliados que ayudaran a la red social en esta misión.

Entonces, el CEO de Twitter explicaba que habían sido “testigos de abusos, hostigamiento, ejércitos de trolls, manipulación a través de bots coordinados por humanos y campañas de desinformación”, entre otras prácticas que empobrecen la conversación en la plataforma. “No estamos orgullosos de cómo algunos se han aprovechado de nuestro servicio o de nuestra incapacidad para atenderlo lo suficientemente rápido”, concluía.

La compra de Smyte es un paso más para lograr el objetivo de depurar la red social y garantizar una conversación saludable. “El equipo de Smyte ha abordado muchos problemas únicos a los que se enfrenta la seguridad online y cree en el mismo enfoque proactivo que estamos adoptando para Twitter: detener el comportamiento abusivo antes de que afecte a la experiencia” de los usuarios de la plataforma, según explica la compañía en su blog.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.