El fabricante Seat ha comenzado a aplicar sistemas de realidad virtual en la fabricación de todos sus modelos.

Si hace unos días conocíamos que estaba apostando por los sistemas de energía renovables y las técnicas digitales para la contratación de personal, ahora sorprende con la nueva manera de trabajar de sus empleados en la fábrica.

Así podemos ver como empleados ataviados con unas gafas de realidad virtual o aumentada van colocando las piezas, virtualmente, de los futuros modelos de la compañía que saldrán al mercado próximamente.

¿Qué ventajas tiene esto para Seat?

La realidad virtual permitirá a la firma de automoción reducir hasta un 30 % el tiempo de producción de los prototipos, así como permitirá analizar los movimientos de los trabajadores en la línea de montaje y mejorar así su ergonomía.

Seat sabe que la evolución en el diseño de los vehículos está llamada a realizarse mediante tecnología 3D, razón por la que sabe que “enseñando” a sus empleados a trabajar con sistemas virtuales logrará que se agilicen los procesos y se ahorre tiempo y esfuerzo.

La realidad virtual es una tecnología que se inició, sobre todo, pensando en el sector del videojuego, que fue el principal catalizador de la realidad virtual en los años 80. En el caso de la industria del automóvil, la simulación virtual en 3D ha revolucionado la manera de crear y desarrollar nuevos vehículos.

La realidad virtual permite rebajar a la mitad el número de prototipos que se tienen que fabricar físicamente antes de lanzar un modelo, así como rebajar los tiempos intermedios a la hora de producirlos una vez aprobados.

Según Seat, el uso de la realidad virtual, por ejemplo aplicada al nuevo Seat Ateca, ha permitido realizar casi mil mejoras respecto del anterior modelos, generando unas sinergías nada desdeñables. La tecnología virtual lograr optimizar la producción de un coche tanto en precisión como en calidad del producto, lo que beneficia a los consumidores que pueden acceder a los vehículos a un menor precio final.

realidad-virtual-modelos-seat
El fabricante Seat ha comenzado a aplicar sistemas de realidad virtual en la fabricación de todos sus modelos. Fuente: Seat by Twitter

¿Cómo trabajarán los empleados del futuro?

Los empleados del futuro en la fabricación de vehículos trabajarán como si se encontrasen inmersos en un simulador de vuelo o en un propio videojuego. De esta manera, los seres humanos quieren también ponerse a la altura de las máquinas del futuro y los robots inteligentes.

Será como una inmersión total. La realidad virtual permite reproducir el mundo real en una experiencia total. Desde el Centro de Prototipos de Desarrollo de Seat, con el uso de gafas 3D y  unos mandos, se imitan los movimientos que realizan los operarios en la línea de montaje para un menor tiempo de trabajo y una mejora en la postura. 

Las gafas que se utilizan son Full HD. Con estas gafas se consigue una experiencia de conducción similar a la que tendrá el futuro cliente. Gracias a esta tecnología, los diseñadores pueden valorar aspectos creativos y otros más funcionales, lo que permite garantizar más del 85% de la viabilidad del proyecto en una fase muy inicial.

Se emplean más de 90.000 simulaciones en 3D  por cada uno de los modelos. La realidad virtual se utiliza en toda la fase de desarrollo. En el caso del nuevo Seat Ibiza, se han realizado cerca de 100.000 simulaciones, con pruebas virtuales sobre choques para mejorar la seguridad de los nuevos modelos.

Los concesionarios del futuro también se verán inundados por la llegada de esta tecnología. Los catálogos pasarán pronto a la historia. Gracias a la realidad virtual, un usuario podrá configurar el acabado y el color del vehículo y ver el resultado gracias a unas gafas 3D. Y también podrá vivir la experiencia de conducción de forma virtual en los concesionarios.

Video: Seat by YouTube. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.