El director general de SEAT España, Mikel Palomera, ha estimado hoy que de aquí a 2023 un 30 % de su volumen de ventas en el país será de vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) y que, en 2025, las ventas de este tipo de vehículos alcanzarán “incluso el 50 %” del total.

Esto supondrá, según sus previsiones, comercializar al año unos 50.000 vehículos de su gama GNC, ha destacado hoy Palomera durante la presentación del VI Congreso de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad (Gasnam) que se celebrará el 11 y 12 de abril en Madrid.

Palomera ha hecho hincapié en la importancia del GNC como energía alternativa para impulsar la ecomovilidad, ya que es “eco” desde las dos vertientes, tanto la ecológica para el medioambiente como la económica para el usuario.

“SEAT va a apostar por los vehículos híbridos gasolina y GNC”, ha afirmado Palomera, quien ha incidido en que no es una “energía de transición, sino de futuro”.

El coste del GNC, según datos que ha facilitado Gasnam, es un 30 % menos frente al del diésel y un 50 % menos frente al precio de la gasolina; también permite reducir “casi a cero” las emisiones de NO2 y CO2, mientras que las partículas sólidas corresponden a un 4 % del límite permitido.

En SEAT están siguiendo una estrategia en la que la primera fase es dar a conocer a los medios de comunicación y a la opinión pública que existe esta alternativa en el mercado, ha explicado Palomera.

La segunda fase consiste en ampliar la cobertura a nivel de infraestructura de recarga, un proceso para el que cuentan con la colaboración de las compañías distribuidoras como Gas Natural Fenosa y Enagás.

De hecho, Palomera ha recordado que ayer la primera de ellas anunció que a lo largo de este año abrirá 50 puntos más de suministro de GNC en más de una quincena de ciudades españolas, con lo que ascenderán a un centenar las estaciones de este tipo de la compañía en España.

En una tercera fase, SEAT quiere ampliar su gama de vehículos propulsados por gasolina y GNC, por lo que lanzará su SUV Arona con este tipo de motorización.

SEAT también pretende, en una cuarta etapa, ampliar la gama de motores e “impulsar de una manera muy importante todo este mundo de los híbridos gasolina y GNC”, ha subrayado Palomera.

De hecho, la marca ha matriculado hasta febrero 557 unidades de su gama TGI (modelos propulsados por GNC) y ha superado así las ventas que realizó durante los nueve primeros meses de 2017 de este tipo de vehículos, lo que significa multiplicar por diez las ventas en comparación con el mismo periodo del pasado ejercicio.

Según Palomera, el GNC es el combustible “más completo de todos”, con uno de los costes por kilómetro “más óptimo del mercado”.

“Es una tecnología que podemos hacer nuestra y que queremos desarrollar a nivel nacional”, ha apuntado.

El responsable de la marca en España ha considerado que aunque aún falta una “labor didáctica” y que se amplíe el parque de vehículos existente -que actualmente se compone de 8.471 unidades-, “una vez que se supere la barrera de la infraestructura”, en dos o tres años el GNC será una tecnología conocida en España.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.