¿Qué opina el CEO de Ford, Jim Hackett, sobre el futuro de la propiedad y conducción de automóviles?

Jim Hackett se convirtió en CEO de la compañía en mayo de 2017 para enfrentarse a un desafío tan grande como el que en su día se enfrentara su fundador, Henry Ford: liderar a la compañía hacia un futuro definido por vehículos autónomos, alternativas de combustible limpio y el concepto de movilidad como una tecnología impulsada como un servicio de movilidad

Hackett, está impulsando a la compañía de automóviles, con una tradición de más de 115 años, hacia un futuro en el que innovación y respeto por el pasado y la tradición se complementen y combinen perfectamente. Una entrevista de Robert Safian, para Fastcompany, nos desvela qué opina una de las voces más autorizadas de la industria.

Hace más de un siglo, Ford Motor Co. convirtió el automóvil en un producto de consumo masivo accesible para todos. Jim Hackett se convirtió en CEO de la compañía en mayo de 2017 para enfrentarse a un desafío tan grande como el que en su día se enfrentara su fundador, Henry Ford: liderar a la compañía hacia un futuro definido por vehículos autónomos, alternativas de combustible limpio y el concepto de movilidad como una tecnología impulsada como un servicio de movilidad.

Hackett cuenta cómo está dando forma a sus planes para refundir el modelo de negocios y la cultura de Ford. Hackett fue anteriormente el CEO de otra compañía, Steelcase (empresa de muebles de oficina, productos de arquitectura y tecnología para entornos de oficina y las industrias de educación, atención médica y venta al por menor, fabricante de muebles de oficina más grande del mundo), así que sabe perfectamente qué es estar en el centro de todas las miradas y constantemente evaluado por accionistas, inversores y trabajadores.

En relación a la idea, cada vez más extendida, de que las personas van a prescindir de los vehículos y que el consumidor cada vez va a mostrar menos interés por ellos, Hackett piensa de que en este razonamiento hay algo que falla.

“Estar en el centro de todas las miradas es a veces difícil”, afirma Hackett, quien preferiría en muchas ocasiones estar en un segundo plano y ser poco conocido, o que simplemente se le conociera por ser una persona reflexiva, a la que le encanta trabajar y cuya metodología de trabajo para por hacer y trabajar para el equipo.

En relación a la idea, cada vez más extendida, de que las personas van a prescindir de los vehículos y que el consumidor cada vez va a mostrar menos interés por ellos, Hackett piensa de que en este razonamiento hay algo que falla. Si es un producto que está presente en el 90% del tiempo de las personas y por el cual los consumidores llegan a pedir grandes préstamos, ¿qué visos tiene eso de desaparecer en una sociedad en la que la movilidad es cada vez más importante?

La gente toma las decisiones de comprar un coche o pedir un préstamo para ello porque le gustan los coches, les da una sensación de control, independencia y libertad. Y en el futuro, eso también importará. A medida que vamos creando un mundo cada vez más interconectado e inteligente, pensamos que podemos optar por diferentes sistemas de transporte dependiendo de lo que queramos. Pero lo que importa es la sensación de control, de seguridad y de propiedad.

Hackett considera que la ventaja competitiva de Ford en esta batalla por el futuro de la movilidad es su marca.

Hackett considera que la ventaja competitiva de Ford en esta batalla por el futuro de la movilidad es su marca. Y ésta es más y representa mucho más que una mera compañía de automóviles. Ford es una familia. Hay muy pocas compañías del motor donde haya una presencia familiar tan destacada. Y esto es una ventaja muy reseñable. La cultura familiar de Ford es como un grupo de duendecillos que pululan por los valores de la empresa, porque la compañía y la familia tienen una visión a largo plazo de quienes quieren ser. Bill Ford, cuyo bisabuelo fundó la compañía, le dijo al mundo que los autos no pueden seguir operando como lo habían hecho hasta el momento, porque matarían al mundo si China cortara y pegase lo que hace su compañía. Hackett se enorgullece de trabajar con un grupo de personas que representan ese tipo de cosas, que les preocupa el medio ambiente o que piensan que la movilidad es un derecho humano básico, por ejemplo.

Tesla se fijó en el modelo industrial de compañías como Ford y logró hacer más barato, más simple. En esta pérdida de competitividad de empresas como Ford frente a compañías como Tesla también ha influido la mala gestión de Ford y las malas inversiones o ineficiencias.

Preguntado por Tesla y su fuerte en el mercado de la automoción, Hackett bromea sobre los que dicen querer ser como Tesla.  La mayor ventaja competitiva de Tesla no radica únicamente en la diferenciación de los productos que vende, también hay mucho de ser una empresa nueva que llega a un mercado maduro liberado de las ataduras del pasado de otras compañías centenarias. Tesla se fijó en el modelo industrial de compañías como Ford y logró hacer más barato, más simple. En esta pérdida de competitividad de empresas como Ford frente a compañías como Tesla también ha influido la mala gestión de Ford y las malas inversiones o ineficiencias. Esto es algo que el CEO de Ford quiere abordar desde el principio. Quiere lograr que un ciudadano cualquier no tenga ninguna ventaja por comprar un Tesla que por comprar un Ford. Esto es algo que tiene claro. Sin embargo, las dificultades asociadas a los antiguos sistemas de producción, distribución, la cultura empresarial, etc., pesan mucho y cuesta un tiempo modificarlos y ponerlos a punto.

Ahora bien, Tesla ha dejado patente que los nuevos consumidores soy muy propensos a comprar coches respetuosos con el medio ambiente y que han acogido muy bien la nueva propulsión y electrificación de los vehículos.

Los nuevos consumidores soy muy propensos a comprar coches respetuosos con el medio ambiente y que han acogido muy bien la nueva propulsión y electrificación de los vehículos.

Hackett se muestra convencido de que, a día de hoy, no hay una sola compañía en el mundo, que obtenga ganancias con la electrificación. Tesla desde luego que no. En cambio, los inversores están contentos, porque ven 500.000 pedidos de un nuevo vehículo. Esa es una confirmación de consumo. Ford es la compañía número dos en la industria en motores de combustión no interna. Usando híbridos y electrificación.  En octubre 2017, Ford, y su CEO fueron claros en Wall Street. Allí defendieron que la forma de propulsión es la clave no la electricidad, por eso, los coches eléctricos no han ganado la guerra durante los próximos mil años.

Hackett: “a día de hoy, no hay una sola compañía en el mundo, que obtenga ganancias con la electrificación”.

El hidrógeno está a la vuelta de la esquina y habrá más formas de propulsión.  Ford está comprometido con las plataformas de propulsión que van más allá del gas, que tienen cero emisiones, que son amables con el planeta.  En este momento, la electrificación representa el 5% de las ventas totales de vehículos. Si un consumidor quiere poner un automóvil en su garaje y cargarlo, es posible que la compañía eléctrica deba realizar una instalación específica que aumente la capacidad eléctrica y el consumo.

La tecnología de la electricidad aplicada al coche, hasta que sea tan barata y accesible como el petróleo, llevará un  buen tiempo.

Esto hará que la tecnología de la electricidad aplicada al coche, hasta que sea tan barata y accesible como el petróleo, tarde un tiempo. Hoy en día cualquiera puede ir a una gasolinera, que hay en cualquier sitio, y llenar el depósito de su vehículo al precio más bajo de la historia.

Aun con todo, todavía hay muchos que critican que el cambio climático y el medioambiente no son tan importantes para las compañías automóviles que siguen apostando por el petróleo como combustible de sus motores. Hackett considera que obviamente no se puede tener todo en la vida.

Que Ford haya conseguido coches tan eficientes que prácticamente no consumen combustible y son capaces de recorrer grandes distancias es gracias a las inversiones en transformación que acometió la compañía y que permitieron, entre otros, aplicar a sus vehículos aluminio en lugar de acero para hacerlos más ligeros. Fue la época de Al Mulally como CEO, ingeniero aeronáutico que sabía cómo se construían los aviones.

Jim Hackett considera que la ventaja competitiva de Ford radica en que más bien lo que la gente valora los automóviles y que a todos les encantan.

Jim Hackett concluye que la ventaja competitiva de Ford radica en que más bien lo que la gente valora los automóviles y que a todos les encantan. Ahora Tesla recibiendo un poco de amor por parte de los consumidores, pero estas plataformas en las que se basan utilizan lo que se llama una patineta, ahí está toda la estructura de la batería, y eso hará que se vean limitados en una construcción rentable.

En Ford se está trabajando en diferentes formas de implementar las baterías y almacenar energía para que pueda los consumidores puedan tener el vehículo que desean. El Mustang, por ejemplo, es el coche deportivo número uno en ventas en Europa.

Hackett: “¿Podemos combinar los sistemas de propulsión del futuro con la pasión que la gente tiene por sus coches? Por supuesto”

Imagen: Presidente y CEO de Ford. Fuente: Ford

Deja un comentario