Lejos quedan los tiempos en los que Nokia era todo un referente en el mercado digital y la primera compañía en el mercado de los teléfonos móviles. La estrategia no termina de funcionar en la compañía escandinava.

Ahora, Nokia se ha visto obligada a anunciar un recorte de su plantilla que afectará a 425 empleados en el país nórdico, así como el inicio de una “revisión estratégica” de su área de salud digital que estudiará la posible discontinuidad de este negocio.

Nokia explicó en un comunicado que tiene intención de despedir a unos 350 trabajadores de su división de redes de telecomunicación, Nokia Networks, debido a la contracción de sus principales mercados prevista para 2018.

A ellos se sumarán cerca de 75 empleados de Nokia Technologies, la división de gestiona su cartera de patentes y el negocio de licencias, un recorte que busca “hacer frente a los desafíos comerciales y aumentar la eficiencia de los costes”, según la empresa.

Nokia señaló que estos despidos forman parte del plan de reestructuración iniciado en 2016, tras la adquisición de su rival franco-estadounidense Alcatel-Lucent, un ambicioso programa con el que el grupo finlandés pretende reducir sus costes anuales en 1.200 millones de euros antes de finales de este año.

En 2017 Nokia prácticamente duplicó las pérdidas netas del año anterior y registró unos números rojos de 1.473 millones de euros

En 2017 Nokia prácticamente duplicó las pérdidas netas del año anterior y registró unos números rojos de 1.473 millones de euros, debido en gran medida a los gastos extraordinarios asociados a esta reestructuración.

En un segundo comunicado, Nokia anunció asimismo que ha lanzado una “revisión de opciones estratégicas” para su negocio de salud digital, englobado dentro de Nokia Technologies.

Este negocio, dedicado a la venta de accesorios digitales y software relacionados con la salud, tiene su origen en la empresa francesa Withings, adquirida por Nokia en abril de 2016 por unos 170 millones de euros.

“La revisión estratégica del negocio de salud digital puede llevar o no a alguna transacción o a otros cambios”, advirtió el grupo tecnológico finlandés, que añadió que realizará nuevos anuncios sobre este tema cuando sea oportuno.

Este negocio generó unos ingresos de apenas 52 millones de euros en 2017 y sufrió una depreciación que obligó al grupo finlandés a realizar provisiones por 141 millones de euros.

Imagen: Nokia by Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.