El principal reto para las compañías aseguradoras es tener un acceso preciso a datos empíricos para comprender mejor los activos asegurados y así tomar mejores decisiones sobre riesgos, pólizas y acabar con los fraudes.

El pasado año fue el más costoso de la historia para las aseguradoras con reclamaciones que rondaron los 136 mil millones de dólares, frente a los 65.000 millones de dólares de 2016. En este contexto los departamentos de insurtech (del inglés insurance – seguro- y tecnhnology – -tecnología) están explorando la implementación de tecnologías avanzadas y datos alternativos para revolucionar el sector de los seguros.

En su nuevo eBook, Insurtech’s Future with Satellite imagery (El futuro de la tecnología de seguros con imágenes de satélite), Planet detalla nuevas formas en las que las imágenes satelitales optimizan y mejoran las operaciones de seguros. Desde la localización de objetos hasta la detección de cambios, estos datos ofrecen una visión oportuna de las catástrofes, las propiedades o los accidentes, ofreciendo la capacidad de detectar fraudes, evaluar riesgos y ajustar nuevas pólizas.

Detección de fraudes y verificación de activos

El fraude representa un alto coste en la rentabilidad de la industria aseguradora cada año. Con las imágenes de alta resolución y de alta frecuencia, los consultores pueden analizar y validar las reclamaciones y así evitar los pagos de reclamaciones fraudulentas y también los gastos operacionales de las inspecciones en persona. Por otro lado, al monitorizar los activos, las aseguradoras pueden ajustar las primas para nuevas construcciones, como las piscinas recién instaladas u otras mejoras de la propiedad.

Responder con más celeridad ante una catástrofe

La monitorización diaria y la entrega de imágenes en 24 horas permiten a las compañías de seguros responder a reclamaciones de una forma rápida y eficiente, especialmente después de desastres, cuando los drones tienen prohibido volar durante las primeras 72 horas posteriores al evento. Por ejemplo, el análisis de imágenes del antes y el después permite a los aseguradores cuantificar con precisión la envergadura de los desastres, evaluar los daños, estimar el importe de las reclamaciones y realizar los pagos de estas reclamaciones con alertas automáticas.

Comprensión y evaluación de riesgos

La evaluación de los riesgos requiere un análisis completo de las amenazas ambientales y una comprensión precisa de la condición actual de la póliza. Con los datos obtenidos en tiempo real y las herramientas de análisis, los aseguradores pueden examinar los datos de las pólizas recientes y evaluar los riesgos desde un gran archivo con el historial de imágenes. De esta forma, tienen una visión más completa para establecer precios premium y negociar reaseguros. Por ejemplo, en el caso de los puertos, la monitorización de los lotes de carga y de las áreas circundantes permite a los consultores de seguros validar los recuentos de inventario, evaluar el valor y comprender los riesgos ambientales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.