La operadora de telecomunicaciones MásMóvil quiere aprovechar su red comercial para ofrecer a sus clientes servicios bancarios, como el uso de tarjetas de crédito y otros productos y servicios propios de las Fintech, para lo que lanzará un proyecto piloto para comercializar en los próximos días este tipo de productos a través de su marca Yoigo.

Esta será la primera experiencia como servicio financiero de MásMóvil, que el pasado mes de octubre alcanzó una alianza estratégica con Cetelem para poner en marcha nuevos productos y servicios de banca móvil. El proyecto piloto que pondrán en marcha la operadora y la empresa de financiación al consumo quiere medir la acogida del nuevo servicio.

En cuanto a la tarjeta de crédito que comercializará MásMóvil, está previsto que ofrezca ventajas a los clientes de la operadora, cómo préstamos preconcedidos y descuentos, según informa Expansión, que cita fuentes de la operación y que avanza distintas formas de pago: crédito revolving (que adapta el límite del gasto a las cuotas), pago aplazado o pago a final de mes. La compañía también baraja la posibilidad de financiar con estos créditos los terminales que vende la operadora.

Deja un comentario