Los europeos "podrán elegir en qué página web quieren comprar sin ser bloqueados o redirigidos", según el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip

Representantes de la Comisión Europea (CE) y de organizaciones filosóficas y no confesionales de toda Europa debatieron hoy los desafíos éticos y sociales que plantea la inteligencia artificial, un ámbito donde Bruselas se ha propuesto convertirse en un referente.

La reunión de alto nivel, en la que participaron doce representantes de las asociaciones, giró en torno a dos cuestiones: las posibles repercusiones de la inteligencia artificial sobre los derechos fundamentales y en relación con la dimensión social.

La importancia de tener un debate abierto sobre la cuestión

El vicepresidente de la CE y responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, señaló en un comunicado que «para evitar decisiones sesgadas se requiere un debate abierto sobre cuestiones clave, tales como la importancia de la diversidad y el equilibrio de género en la inteligencia artificial».

«La reunión de hoy y la reciente creación de la Alianza de la IA europea contribuirán a este amplio debate», agregó Ansip, quién indicó: «Además de aumentar la inversión, estamos elaborando directrices éticas para un desarrollo de la inteligencia artificial positivo y en beneficio de todos».

La CE quiere elaborar de aquí a finales de 2018 unas directrices éticas sobre inteligencia artificial basadas en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, que atenderán a principios como la protección de datos y la transparencia.

La comisaria europea de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, anunció que la CE está trabajando para que «Europa sea un referente de la inteligencia artificial a nivel mundial», gracias a la cooperación de los Estados miembros y a la inversión en programas de innovación.

La ética es un pilar fundamental de la IA

«La inteligencia artificial tiene beneficios potenciales en muchos aspectos de nuestras vidas, desde la sanidad hasta los transportes y el cambio climático», afirmó la comisaria europea Gabriel.

Hace unas semanas la CE informó sobre la creación del programa Digital Europeo con un presupuesto de 9.200 millones de euros para el periodo 2021-2027, del que se destinarán 2.500 millones de euros para inteligencia artificial y 2.700 millones de euros para supercomputación.

La Alianza de la IA, lanzada la semana pasada por la CE, es una comunidad de partes interesadas reunidas a través de un foro online en el que mantienen un debate abierto sobre los aspectos del desarrollo de la inteligencia artificial y sus repercusiones.

La reunión de hoy es la novena de una serie de encuentros iniciados por la Comisión en 2009.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.