La consultora Parrot Analytics calcula que solo en 2017 Netflix lanzó más de cincuenta series de realización propia. Amazon, por su parte, superó la veintena. Y es que, especialmente desde hace un par de años y gracias a la tecnología de streaming de vídeo por Internet, las nuevas plataformas digitales han hecho saltar por los aires el modelo de producción audiovisual. Y, de paso, han empujado a las grandes empresas de medios a buscar nuevas soluciones para mantenerse en escena.

El pronóstico de futuro para el resto de países se puede extraer, como muchas otras ocasiones, de Estados Unidos. Tal y como se ve en este gráfico de Statista, las plataformas de streaming, como Netflix, Amazon y Hulu, ya invierten tanto en contenido como las cadenas y conglomerados tradicionales de este mercado. Así, de las seleccionadas en esta infografía, elaborada con datos de MoffettNathanson vía Recode, Netflix ocupa la cuarta posición en gasto en contenidos con un total de 6.300 millones de dólares en 2017; esta cifra no muy alejada de la de Disney, que invirtió 7.800 millones de dólares ese año.

Infografía: Las plataformas online plantan cara a los conglomerados de medios de EE. UU. | Statista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.