El fundador de Alibaba, Jack Ma, de origen humilde, cuenta hoy en día con una fortuna estimada de 36.000 millones de dólares.

Internet ha abierto un mercado sin límites para las grandes marcas que pueden ampliar el alcance a nuevos públicos con nuevas estrategias de marketing y distribución y un buen canal de comercio electrónico, en definitiva, con nuevos modelos de negocio.

Alibaba, Amazon o eBay son probablemente las plataformas con mayor alcance global, pero el site chino fundado en 1999 por Jack Ma es capaz de realizar más ventas que la suma de Amazon y eBay juntas. Alibaba espera alcanzar los 423 millones de compradores en todo el mundo durante este ejercicio.

La plataforma china ha sido acusada en diferentes ocasiones de vender productos falsos en su web, lo que ha llevado a Jack Ma, dueño de la compañía a defenderse de estas acusaciones durante el transcurso de una conferencia en Hangzhou, China, que recoge Bloomberg.

Jack Ma considera que los productos que se fabrican en China son mejores que los artículos originales. Se trata de copias que, en la mayoría de las ocasiones, no utilizan el emblema de otras marcas, sino que son copias del artículo genuino, una fórmula que dificulta el esfuerzo de erradicar las falsificaciones en la plataforma de venta online más importante del mundo.

“No son los productos falsos, son los nuevos modelos de negocio”

El fundador y presidente del imperio online chino Alibaba, ha explicado durante la conferencia que los fabricantes chinos utilizan Internet para vender directamente a los consumidores a los que abren un abanico de nuevas alternativas en sus compras. “El problema es que los productos falsos de hoy en día son de mejor calidad y tienen mejores precios que los productos originales”, explica Ma.

En esta línea, el presidente de la plataforma lanza un mensaje a las marcas:  “no son los productos falsos los que los destruyen, son los nuevos modelos de negocio” a los que no han sido capaces de adaptarse muchas compañías, una cuestión que enfatizó en diversas ocasiones durante la conferencia para subrayar que “el problema” de las empresas es su incapacidad para adaptarse a “nuevos modelos de negocio”.

En este sentido, Ma defiende a los fabricantes chinos al explicar que utilizan “las materias primas exactas, pero no usan sus nombres”. “Tenemos que proteger (la propiedad intelectual), tenemos que hacer todo lo posible para detener los productos falsos, pero los empresarios chinos están fabricando mejores productos a un mejor precio“, agregó, en referencia a los fabricantes de artículos originales que producen habitualmente el material para los vendedores de marca.

El empresario fundador de Alibaba tiene un origen humilde. Antes de fundar Alibaba Group daba clases de inglés en una universidad china. Hoy en día, su fortuna se estima en más de 39.000 millones de dólares, según Forbes.

Deja un comentario