El pago generalizado en criptomonedas, la retribución directa por creación y consumo de contenidos y un registro público de reputación personal son algunos de los impactos que generará la tecnología blockchain en el sector periodístico, según el IX informe Perspectivas Wellcomm de la comunicación.

El blockchain (en castellano, cadena de bloques) es una tecnología construida sobre bases de datos distribuidas y cifradas a través de internet que puede aplicarse en todo tipo de transacciones y que es capaz de eliminar los intermediarios entre el usuario emisor y el receptor.

El documento, que se ha presentado hoy en Madrid, recoge la visión de 20 expertos nacionales e internacionales sobre los desafíos y oportunidades que puede ofrecer en el sector de la comunicación.

Entre otras conclusiones, el estudio señala que su uso supondrá una “fuente de garantía frente a las noticias falsas”: se apoya en una “verdad” frente a noticias web que pueden editarse o desaparecer a lo largo del tiempo.

Una de las autoras del informe, la periodista Marta García Aller, ha precisado que esta tecnología “permite que un conjunto de actores que no confían entre sí puedan hacer transacciones de valor con confianza y sin ningún árbitro”.

El director ejecutivo de Faircompanies, Nicolás Boullosa, ha añadido que “posibilitará servicios fidedignos sin necesidad de autoridades que sancionen su legitimidad, pues el registro de todas las entradas reside en una copia compartida por los participantes”.

En su opinión, el “blockchain” representa “una oportunidad de acabar con el monopolio” en el control de la información privada que en la actualidad reside en los “repositorios privados y con ánimo de lucro acaparados por los gigantes de internet”.

El experto en innovación David Lastra ha insistido también en la trazabilidad de una tecnología que permite incluso colocar una marca de agua digital con la fecha, la autoría e incluso la opción de activar o desactivar la visualización de un contenido.

De esta forma es posible registrar “cuántas veces se vio un anuncio, así como la naturaleza del tráfico que lo generó” y mejorar así la confianza y transparencia en la compra publicitaria, ha aseverado.

Falta de conocimiento generalizado

El periodista Miguel Ángel Uriondo cree que el siguiente paso es la aparición de “grandes marcas de ‘blockchain’ que creen aplicaciones que interesen a la gente” y ha pronosticado que el papel de los periodistas será “identificar la basura que rodea a esta tecnología”, para lo que será necesario “entenderlo un mínimo y contar con fuentes fiables”.

En ese sentido, el director de Gestión Global en Silvia Albert in company, Eduardo Ríos, ha asegurado que la falta de conocimiento general sobre esta novedad informática se debe a que “estamos en una fase donde hay más preguntas que respuestas”, ya que “cuestiona el modelo de negocio de las agencias de comunicación en todos los aspectos”.

Wellcomm, que se define como “un laboratorio de ideas y tendencias que se refleja en los informes y perspectivas” que elabora regularmente, ha publicado este documento predicando con el ejemplo: con una certificación “blockchain” a través de la plataforma Nodalblock.

Autor de la imagen: Esther Vargas

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.