Google se unido a Open Heritage porque se ha dado cuenta de que los desastres naturales y las guerras, sobre todo en Oriente Medio, están acabando con grandes obras de arte, históricas con miles de años de antigüedad. Y la situación no tiene visos de mejorar.

Como gran empresa todopoderosa y muy preocupada por el filantropismo y el arte en este caso, ha querido “arrimar el hombro” para idear un sistema que permita proteger y conservar todas estas obras de arte de cara a que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos no se pierdan estas maravillas.

Como no podía ser de otra forma, Google, lo va a hacer a su manera, a través de tecnología, en este caso aplicando tecnología en tres dimensiones, para que cualquiera pueda recorrer estos espacios como si estuviera realmente en ellos.

Un escáner láser en 3D de lugares históricos

Google se ha asociado con la organización sin ánimo de lucro CyArk, que está especializada en la realización de escaneos a través de láser y en 3D de lugares y monumentos históricos. CyArk se dedica a emplear esta tecnología para mapear con laser los monumentos del patrimonio universal que se hallan en peligro.

CyArk es una organización sin ánimo de lucro fundada en 2003 en Oakland (California) por Ben Kacyra, a su vez cofundador y CEO de Cyra Technologies, compañía que desarrolla un sistema de mapeo y modelado con láser que utilizan arquitectos, ingenieros y empresas de construcción.

Juntas, ambas compañías han lanzado el proyecto denominado “Open Heritage”, cuya misión es realizar virtuales tridimensionales con todo lujo de detalles que permitan explorar los monumentos en línea y detectar los posibles daños internos y poder actuar para restaurarlos y preservarlos.

La idea surgió al ver las estatuas budistas de Bamiyan en en sitios como Afganistán, destruidas por los talibanes y los conflictos bélicos de la zona. Desde entonces, CyArk tiene como misión capturar sitios y monumentos históricos ubicados en zonas de conflicto o riesgo de desastres naturales antes de que ocurra la tragedia.

Los monumentos se reproducen virtualmente a través de un sistema de escaneo láser y de fotografía de alta resolución capturada por drones y cámaras DSLR (las mismas que pueda utilizar cualquier fotógrafo amateur avanzado).

Y es que la tecnología ha evolucionado tanto, que es posible que en muy poco tiempo, cualquier ciudadano con un móvil con cámara pueda registrar la imagen de un monumento histórico y compartirla en Open Heritage para preservarlo virtualmente.

¿Qué lugares podemos visitar virtualmente?

Google ya había lanzado un proyecto de estas características con la plataforma Google Arts Culture, sistema con el que permiten a los internautas acceder a miles de monumentos históricos a través de Internet.

A través de esta plataforma, Google empezó a colaborar con grandes museos para ofrecer visitas virtuales al estilo de Street View y posteriormente se fue ampliando a otras formas de ate y cultura y medios interactivos como los tours de realidad virtual.

Hasta que ahora se ha unido a CyArk y sus maquetas en 3D de sitios del patrimonio universal en peligro de desaparecer.

Entre las obras que se están preservando destacan las pirámides mayas de Chichén Itzá o el Palacio Al Azem de Damasco, en Siria, por ejemplo.

En2016 se mapeó el templo Ananda Ok Kyaung en Bagan, Myanmar, que había quedado dañado por un terremoto.

Por ahora se ha comenzado a virtualizar 24 elementos patrimoniales en el Open Heritage de Google y CyArk.

Próximamente está previsto ofrecer los datos de origen de los modelos, para que estén disponibles para investigadores y expertos en restauración. De momento, se pueden visitar los modelos en 3D publicados en la web de Open Heritage o en la app de Google Arts and Culture para IOS y Android.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.