feto
Recreación de feto en útero.Fuente: Pixabay

El programa colaborativo a largo plazo suscrito en la región de de Australia Occidental, en el que han participado investigadores de la Fundación de Investigación de Mujeres y Bebés ( Women and Babies Research Foundation), de la Universidad de Australia Occidental y del Hospital Universitario de Tohoku, en Japón, ha tratado de desarrollar una estrategia de tratamiento eficaz para recién nacidos prematuros extremos nacidos en la frontera de viabilidad (22-23 semanas), basado en útero artificial.

Los hallazgos publicados en la revista médica The American Journal of Obstetrics & Gynecology han demostrado que los corderos prematuros se mantuvieron en excelentes condiciones de desarrollo dentro de los estándars esperados en una condición sana, libre de infección y con un crecimiento significativo, durante un período de una semana utilizando el ambiente uterino ex vivo. (EVE).

El Jefe de Investigación en Australia, el profesor asociado Matt Kemp, dijo que, con el desarrollo posterior, una terapia basada en el sistema EVE potencialmente podría prevenir la morbilidad severa sufrida por los bebés extremadamente prematuros ofreciendo una tecnología médica que no existe actualmente. «El diseño de estrategias de tratamiento para los prematuros extremadamente prematuros es un reto«, dijo. «A esta edad gestacional, los pulmones suelen estar demasiado subdesarrollados tanto estructural como funcionalmente para que el bebé respire fácilmente».

El equipo de investigación planteó la hipótesis de que uno de los medios para mejorar los resultados de este grupo de bebés prematuros sería tratarlos como un feto en lugar de un niño pequeño, tal como se hace en la actualidad.

«La concepción inicial del desarrollo de la tecnología se basa esencialmente en un baño de líquido amniótico de alta tecnología combinado con una placenta artificial, juntándolos y manteniéndolos cuidadosamente, lo que resulta en un útero artificial», dijo el Profesor Asociado Kemp.

«Al proporcionar un medio alternativo de intercambio gaseoso para el feto, esperamos mantener alejado al sistema cardiopulmonar extremadamente pretérmino de la lesión derivada de la ventilación y salvar las vidas de aquellos bebés cuyos pulmones son demasiado inmaduros para respirar adecuadamente. Los bebés prematuros tienen la oportunidad de desarrollar mejor sus pulmones y otros órganos importantes antes de ser traídos al mundo «.

Prototipo de útero artificial EVE. Fuente: Universidad de Tohaku

El profesor Kemp dijo que igual de emocionantes como los resultados de la investigación, fueron las bases de elementos colaborativos del estudio. Los investigadores de Perth, entre ellos el Dr. Haruo Usuda, trabajan todo el año con investigadores del Hospital Universitario Tohoku de Sendai (dirigido por el Profesor Asociado Masatoshi Saito y el Dr. Shimpei Watanabe y el Equipo de Desarrollo de Placenta Artificial de Nipro Corporation en Osaka, el Sr. Shinichi Kawamura.

«Este proyecto es un maravilloso ejemplo de colaboración internacional, reúne a destacados investigadores académicos de Japón y Australia Occidental, y se lleva a cabo en estrecha colaboración con una de las principales empresas de tecnología biomédica de Japón, Nipro Corporation», dijo.

«No sólo tenemos algunas de las mejores mentes en el campo de trabajo en este tan necesario tratamiento, también tenemos un camino claro para mover los resultados de nuestro trabajo más allá del laboratorio y posibilitar su uso clínico.”

«La terapia EVE, y el uso de ovejas como modelo de embarazo humano y el recién nacido, ha sido un interés de investigación de largo plazo de este grupo. Ahora tenemos una mejor comprensión de lo que funciona y lo que no, y aunque significativa que el desarrollo es necesario, un sistema de soporte de vida basado en la terapia EVE puede proporcionar una vía para mejorar los resultados de los prematuros extremadamente prematuros «.

Este trabajo ha sido apoyado por subvenciones del Channel 7 Telethon Trust, el Departamento de Salud, el Gobierno de Australia Occidental y la Women and Infants Research Foundation.

Bebés extremadamente prematuros

A los bebés nacidos antes de la semana 28 de embarazo se los llama «extremadamente prematuros». Cuando un bebé nace demasiado temprano, sus órganos principales no están totalmente formados. Esto puede causar problemas de salud. los bebés reciben atención que los mantiene cómodos en lugar de un tratamiento para mantenerlos vivos.

Cuanto más prematuro es el bebé, menores son sus probabilidades de sobrevivir. Muy pocos bebés sobreviven cuando nacen entre las semanas 22 y 23 de embarazo.

Las decisiones sobre el tratamiento suelen depender de si el cerebro del bebé ha sido dañado o no. Esto puede ocurrir a causa de un sangrado en el cerebro o de la falta de oxígeno. Otras cosas que afectan las decisiones sobre el tratamiento incluyen qué tan saludable se ve físicamente el bebé y cuántas semanas de edad parece tener.

El primer mes después del nacimiento es cuando ocurren la mayoría de los principales problemas. Este es un período fundamental para la toma de decisiones por parte de los padres. Casi el 30%  de los niños nacidos de forma extremadamente prematura presentaron los síntomas del TEA ( Trastorno de Espectro Autista), cuando en los niños nacidos a término la tasa es menor del 1%. Mucho antes de que se diagnosticara a los niños, los investigadores observaron una reducción del crecimiento de partes de su cerebro implicadas en el contacto social, la empatía y la adquisición del lenguaje, funciones a menudo alteradas en los niños con autismo.

 

Fuente: Universidad de Tohaku

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.