Los vehículos serán un híbrido entre un helicóptero y un avión.

El problema del tráfico en las grandes ciudades puede tener los días contados en los próximos años. Es una de las principales apuestas de las ciudades inteligentes que ven en los vehículos voladores una solución interesante que empieza a vislumbrarse con ensayos en algunas de las urbes más pobladas y con mayor densidad de tráfico.

Empresas como Airbus, Boeing, Geely o Uber trabajan ya en prototipos y sistemas de vuelo urbano para superar este problema global, aunque además del trabajo de los ingenieros de estas compañías, las Administraciones tendrán que profundizar en cuestiones como la regulación y la seguridad de estos nuevos medios de transporte.

Uber no está desarrollando su propia tecnología pero ha llegado a acuerdos con la NASA y con distintos fabricantes como Aurora Flight Sciences, Bell Helicopter, Embraer, Mooney o Pipistrel Aircraft, para establecer su propia red de vehículos voladores.

Uber tiene previsto arrancar con este proyecto en tres años en ciudades como Dubai, Los Ángeles y Dallas y prevé que en pocos años la iniciativa sea “una realidad comercial”. El objetivo de Uber es que estas aeronaves sean autónomas. En esta línea trabaja la compañía con la NASA, con la intención de desarrollar sistemas robóticos de vuelo que operen rutas establecidas entre ciudades. Inicialmente, las aeronaves estarán dirigidas por pilotos aunque la evolución prevista es que estos vehículos sean autónomos.

Justin Erlich, responsable de la Unidad de de Vehículos Autónomos y Aviación Urbana de Uber dirige este proyecto. El plan inicial de la multinacional norteamericana es cubrir distancias de hasta 90 kilómetros, la que permiten de momento las baterías.

Cómo funcionará UberAir

UberAir funcionará a través de una aplicación, de manera parecida al actual sistema de la compañía en su servicio de coches con conductor. El usuario introducirá el destino y la aplicación le remitirá a la plataforma de vuelo más cercana para llevarle a los aledaños de su lugar de destino. La previsión es que las grandes ciudades habiliten dentro de las urbes distintas zonas de aterrizaje y despegue para facilitar el uso de estos servicios. Para abaratar los costes, los desplazamientos serán compartidos por distintos usuarios.

“Creo que la integración de estos sistemas en el centro de las ciudades constituirá un interesante tema de debate político en los próximos años”

Los coches voladores de Uber serán un híbrido entre un helicóptero y un avión y contarán con alas fijas y distintos rotores que harán uso de un sistema de distribución de energía eléctrica desarrollado por la NASA.

Justin Erlich explica en declaraciones a TechCrunch que el objetivo de Uber “es ser lo más flexible posible para asegurarnos poder trabajar con un gran número de socios que desarrollen esta infraestructura potencial“. Entre estos socios, la compañía tendrá que contar con las administraciones locales. “Creo que la integración de estos sistemas en el centro de las ciudades constituirá un interesante tema de debate político en los próximos años” señala Erlich.

Uber espera hacer las primeras pruebas en 2020 en Dallas y Los Ángeles en vuelos desde la azotea de un edificio a otro y lanzar sus primeros vuelos comerciales en 2023. La visión de Uber es proporcionar transporte multimodal tanto dentro de las ciudades como entre ellas. En esta línea lanzó recientemente UberBike en colaboración con Jump Bikes, para impulsar un servicio de bicicletas eléctricas compartidas en las ciudades.

“Estamos tratando de satisfacer las necesidades a corto plazo y a largo plazo”, explica Erlich. “Y esa es una de las cosas que me parece emocionante de la compañía”. La esperanza de Erlich es que los vuelos de UberAir puedan llegar a vecindarios tradicionalmente desatendidos por el transporte público.

El objetivo del proyecto es abaratar al máximo los costes del transporte y avanzar hacia el vuelo autónomo para que este servicio pueda democratizarse y sea accesible económicamente a la gran mayoría de sus potenciales usuarios. “Y sobre todo si no pueden vivir en zonas urbanas por los precios de las viviendas, UberAir les facilitará vivir más lejos, sin depender de la necesidad de un coche propio“.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.