Un robot capaz de servir 120 cafés por minuto podría ser el final de los camareros a la hora de los desayunos. El inventor es un joven de 24 años, Henry Hu.

El robot conocido como “Café X” podría ser el próximo camarero que nos sirva (a nosotros y a otros 119 clientes) un café en un minuto. Esto supondría un impacto muy alto para una de las profesiones (la de camarero) en nuestro país, muy volcado en el turismo y los empleos conectados con el mismo. 

Un empleado robótico que cuesta más de 20.000 euros.

Café X Technologies es la empresa que está detrás del famoso camarero capaz de servir cafés a una velocidad de vértigo. Cada robot cuesta más de 20.000 euros, una cantidad que podría parecer muy elevada, pero que en comparación con lo que cuesta el salario de un empleado cualquiera podría propiciar que muchos locales se lancen a hacerse con alguno de los modelos del robot.

El robot ya funciona en el café de San Francisco y es capaz de preparar cualquier bebida de las que cabe esperarse encontrar en una cafetería estándar de moda, como espressos, o cortados.

Los precios en Café X son relativamente bajos, con la mayoría de las bebidas a un precio de 3 dólares y nada que cueste más de 4 dólares, ya que no hay trabajadores que pagar y los costes indirectos son mínimos. Además, no hay razón para que los clientes den propinas.

Varios informes revelan que el impacto en EE. UU. supondría que entre 6 y 7,5 millones de empleos minoristas podrían automatizarse en los próximos años.

Otras empresas como McDonald’s o Wendy’s  ya están invirtiendo en kioscos y pedidos móviles, que prestan servicios tradicionalmente asociados a los cajeros. 

 

 

Deja un comentario