El Gobierno ha rechazado el requerimiento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en el que proponía derogar el real decreto de normas para la explotación de las autorizaciones de arrendamientos de vehículos con conductor (VTC).

El Ejecutivo considera que la nueva norma “no es un obstáculo a la competencia, sino que trata de frenar un movimiento especulativo con las autorizaciones de transporte, recientemente desarrollado, que pone en peligro el desarrollo armónico de las distintas modalidades de transporte público de viajeros en vehículos de turismo”, según informa el Consejo de Ministros en su referencia.

Asimismo, el Gobierno afirma que el nuevo real decreto mejora la eficacia del control del cumplimiento de las obligaciones legales, simplificando el procedimiento a través de la utilización de medios informáticos.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) requirió a finales de febrero al Ejecutivo que derogara el real decreto sobre vehículos para el transporte de pasajeros con conductor (VTC), aprobado el pasado 29 de diciembre, por “restringir la competencia de forma injustificada”. El organismo explicó entonces que planteaba este requerimiento para que el Gobierno “suprima voluntariamente las restricciones detectadas y evitar así” un recurso ante el Tribunal Supremo.

El Consejo de Ministros aprobó dos días antes de acabar 2017 el real decreto que establece normas complementarias en relación con la explotación de las autorizaciones de VTC, que intermedian plataformas como Cabify o Uber.

El Ministerio de Fomento, que desarrolló la norma, informó de que se trataba de un conjunto de medidas para “mejorar la regulación” en el sector de las VTC y “asegurar así su convivencia ordenada” con el del taxi. En cambio, la CNMC entiende que la versión final del real decreto mantiene “fuertes restricciones a la competencia”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.