Hace tiempo me hablaron de un restaurante pequeñito por dimensión pero muy grande por sus maravillosos escabeches y platos tradicionales. Ese sitio es Taberna Verdejo, situado en la calle Espartinas número 6 de Madrid y, aunque parezca una frase hecha, su producto y su cocina brillan por encima de todo.

Es cierto que las dos dueñas, Marian y Carmen, son otra de las razones por las que uno no puede perderse esta pequeña maravilla escondida en una calle de apenas 50 metros en Madrid. Son encantadoras y no dudan en sentarse al lado de sus comensales para aconsejarles qué platos de la carta pedir o recomendar cuales son los productos de temporada que tienen fuera de carta.

La caza es una de las especialidades de Taberna Verdejo. Fuente: VerdejoTaberna by Twitter

Carmen Moragrega Verdejo y Marian Reguera Verdejo llevan el apellido familiar que las une (son primas segundas) grabado a fuego en la piel. De hecho lucen un pequeño tatuaje en la cara interior de sus muñecas que muestran lo orgullosas que se muestran de él.

Provienen de una tradición familiar que arranca con sus abuelos, en las primeras décadas del siglo pasado, cuándo se abrieron los, por entonces bien conocidos, restaurnates “La Cervecería de Correos” y “La Taurina”.

Antes de abrir su propio local, Marian pasó por las cocinas de afamados restaurantes, como Arce, de Iñaki Gamboa o Goizeko Wellington, de Jesus Santos donde aprendió a mimar el producto y sacarle el máximo partido a los productos y recetas tradicionales.

Como ya hemos dicho, los escabeches son maravillosos, son una de sus especialidades junto con la caza, aunque el resto de los platos no desmerecen para nada.

La carta, profundamente marcada por los productos de temporada, va cambiando con cada estación, para luego envolver el producto en una cocina que resalta los sabores y moderniza-sin perder su esencia y apariencia-recetas tradicionales.

La carta de Taberna Verdejo está profundamente marcada por la temporada, como puede apreciarse. Fuente: VerdejoTaberna by Twitter

De los platos destacan los escabeches de mejillones gallegos, el de perdiz roja nacional y el de solomillo de cerdo ibérico en escabeche trufado con parmentier.

Los salazones también son deliciosos, pueden sorprenderte con cualquier pescado, de una frescura exquisita (aunque hayan pasado previamente por el congelador para garantizar su higiene).

Tambien se puede disfrutar de platos exquisitos como una finísima menestra de verduras, una caballa marinada sobre crema de remolacha y queso payoyo o unos mejillones de roca, con puerro y cebolleta.

La caballa es uno de sus pescados recurrentes, marinada está deliciosa. Fuente: VerdejoTaberna by Twitter

Para los amantes del mar y montaña está el delicioso plato “huevos de corral, mar, monte y jerez”. Y los que buscan sabores intensos pueden tomar unas fantásticas mollejas de ternera con ajetes o unas manitas de cerdo deshuesadas con alcaparras y mostaza.

El steak tartar cortado con cuchillo es otro acierto y para sorprenderse, hay un plato curioso pero delicioso que son las albóndigas de sepia y cazón servidas sobre un caldo ibérico.

La carta de vinos no es pequeña y se pueden probar diferentes caldos poco conocidos y que seguramente sorprenderán al comensal.

Aunque es espacio es más bien pequeño, nada impide que se disfrute de un ambiente tranquilo y amable. Fuente: VerdejoTaberna by Twitter

El loca es sencillo, sobrio y agradable. Quizá algo pequeño, ya que cuenta con apenas seis mesas y una pequeña barra, pero esto también tiene sus ventajas ya que la sensación de estar “en familia” nace desde el primer día que los visitas. Eso sí, la posibilidad de realizar reservas se complica y es muy recomendable llamar con cierta antelación.

Y otra grata sorpresa, a pesar de lo maravilloso de sus platos y cocina, los precios son más que razonables (se puede comer por unos 30€ por persona) lo que lo hacen un sitio perfecto para ir con amigos, familia o repetir en cualquier momento.

Imagen: VerdejoTaberna by Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.