Clase magistral de Amazon sobre cómo crear un “círculo virtuoso”. Amazon no quiere intermediarios en sus envíos. Esta parece ser la conclusión a la que han llegado muchos analistas después de que Amazon comenzara su expansión “aguas abajo” con la idea de ser él mismo el que reparta sus propios paquetes.

¿Qué implicaciones tiene esto para empresas de reparto como FedED, UPS, Correos o DHL?

Para Amazon la distribución es fundamental en la experiencia de cliente y aprovechando su tamaño y escala quiere que parte de los costes de infraestructura se aprovechen en la distribución, reduciendo los pagos a distribuidores a su vez, y controlando un área logística fundamental en la cadena de suministro.

Por primera vez, Amazon se sitúa en competencia directa con los principales proveedores de logística como FedEx, UPS, o el Servicio Postal de EE.UU. Y es que Amazon están iniciando este “roll down” en el país norteamericano primero, pero si todo sale bien, se espera que también tome una decisión similar en Europa.

Amazon, además, viene valorando que muchos clientes se quejan de problemas en las entregas y falta de control de los envíos, lo que perjudica gravemente su imagen de marca y la experiencia de usuario, por lo que la compañía de Jeff Bezos ha decidido explorar las opciones para convertirse en distribuidor también.

Si Amazon logra llevar este planteamiento a la práctica con éxito, no solo supondrá unos ahorros importantes y mejora de la eficiencia, sino que puede consolidarse como el distribuidor de referencia en la cadena de suministro para otros minoristas del comercio electrónico, lo que puede generarle ingresos adicionales y ventajas estratégicas en el mercado.

Pero la batalla no será sencilla. Los actuales líderes de la distribución y logística no piensan quedarse de manos cruzadas y ya están estudiando emprender acciones legales por considerar el movimiento de Amazon contra la competencia. Sin embargo, lejos de lo que puedan alegar estas empresas, los planes de Amazon beneficiaran a las empresas y consumidores que se beneficiaran de precios más bajos y un mejor servicio, por lo que la demanda tendrá dificultades para prosperar.

Amazon está dando una clase magistral de cómo crear un círculo virtuoso, y continúa reduciendo sus costes a medida que más terceros se suman mediante alianzas amAmazon. Los ahorros que logre el gigante,  podrían reinvertirse en precios más bajos para los clientes de Amazon, atrayendo finalmente a los consumidores de otras firmas de reparto y haciéndose con el mercado, de facto.

Imagen: Jeff Bezos by Twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.