Cita anual con Mary Meeker: ¿asusta o ilusiona?

Este miércoles pasado, en la Code Conference 2018 en California, Mary Meeker presentó su habitual informe anual sobre tendencias de internet. Una publicación con una extensa, profunda y secuencial hemorragia de datos que todo el mundo espera ansioso a finales del mes de mayo.

Precisamente por la extensión de temas que aborda y por su argumentación basada siempre en datos es un must read para toda persona que esté interesada en hacerse una idea del tsunami de cambio que se está produciendo alrededor de todos los avances tecnológicos y sociológicos. Esta velocidad de cambio en todo también abruma al comparar el informe año contra año. Entiendo que a muchos les asuste; a mí me fascina comprobar la cantidad de cosas que se pueden hacer en la era de la historia que nos ha tocado vivir.

Entre la gran cantidad de conclusiones que se pueden extraer del informe, me quedo con estas cinco:

1. La cadena de valor del e-commerce está evolucionando rápidamente, y este esfuerzo está dando sus frutos con una mayor penetración sobre el total de las compras. Su crecimiento continúa a doble dígito. Todas las herramientas que vemos que se van incorporando por los líderes del retail online… ¡funcionan! Destacaría la personalización inteligente de los anuncios que nos aparecen sin que nosotros hagamos nada y los datos de conversión. El 78% de las personas descubre nuevos productos en Facebook y el 59% en Instagram o Pinterest, pero lo importante es que el 55% declara haber comprado un producto después de haberlo descubierto en los canales sociales.

2. La hegemonía americana en internet empieza a compartirse con empresas tecnológicas chinas: Del top20 de líderes de internet, hace 5 años había 9 empresas americanas y tan solo dos chinas. Hoy ese ranking está copado por empresas de tan solo estas dos nacionalidades. Y la creación de valor ha sido brutal: si cogemos las 11 empresas que han permanecido en el ranking, en tan solo 5 años han multiplicado su valor por tres

3. Cada vez vivimos peor: son datos de Estados Unidos y al reflejar la media no tiene en consideración la brecha entre los ricos y pobres, cada vez más acentuada, pero en términos generales el nivel de endeudamiento cada vez es mayor a la vez que va bajando el de ahorro. El coste de la comida y de la ropa sigue bajando – con la consiguiente presión para todos los fabricantes de bienes de consumo y retailers – pero esto no redunda en una mejora en el bienestar de las personas, ya que la vivienda, seguros y gasto en salud anula con creces todas las pequeñas mejoras de eficiencia que se van consiguiendo en el gasto en los hogares sobre otras partidas.

4. China viene a todo gas: Como dijo Meeker en su conferencia, “Estados Unidos sigue en cabeza, pero China viene muy focalizada, ordenada y disminuyendo la brecha”. Ya cuenta con unos 750 millones de usuarios de internet y están en vanguardia en lo que se refiere a transformación del retail online y offline. Como dato curioso, más de 100 millones de chinos consumen diariamente 50 minutos de videos de corta duración con apps como Douyin, que te permite grabar un video musical de hasta quince segundos de duración. Cien millones de personas…, empleando 50 minutos al día en este tipo de actividades…; ante cosas así, me viene a la memoria la famosa frase de Peter Thiel “Deberíamos tener coches voladores ya, pero sin embargo tenemos 140 caracteres”.

5. ¿Van a desaparecer muchos puestos de trabajo?: Sí, sin paliativos. Las nuevas tecnologías destruirán unos, pero crearán otros. No es algo nuevo, y Meeker muestra cómo llevamos un siglo con esta amenaza – y consumación – permanente. El reto: dar solución a los que mayoritariamente sufren las consecuencias: los puestos menos cualificados.

Por último, una propina preocupante: el uso medio de teléfono móvil sigue aumentando: ¡ya estamos en 3h y 20! No lo queremos ver, no da la cara en forma de cáncer, pero no sé qué adicción es más peligrosa: si el alcohol, el tabaco…, o el teléfono móvil. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.