Con el verano a la vuelta de la esquina, muchos empiezan a preparar las maletas para disfrutar de esas vacaciones que tanto se han hecho esperar. Sin embargo, también hay otros que aprovechan esta temporada para buscar un trabajo de verano, tanto en España como en otros países. Una experiencia que puede resultar útil tanto para sacarse un dinero extra como para practicar idiomas extranjeros.

Según un estudio realizado por Babbel, solo el 16% del personal extrahotelero en España habla inglés fluido. Además, durante la campaña We Speak Babbel 1 de cada 3 turistas encuestados ha confesado que tuvo problemas a la hora de comunicarse debido a que los empleados tenían un nivel muy básico o no sabían hablar inglés.

Y es que España se ha convertido en uno de los destinos favoritos para los turistas (somos el segundo país del mundo más visitado después de Francia). Sin embargo, muchos empleados del sector turismo todavía tienen dificultades a la hora de relacionarse con los turistas por sus habilidades con el idioma.

Babbel ha recopilado una lista de trabajos del sector hotelero que pueden ayudar a poner en práctica diferentes idiomas a la hora de relacionarse con el turismo extranjero durante el verano. «Hoy en día es clave hablar idiomas para conseguir el trabajo de tus sueños, especialmente cuando la comunicación es crucial para el puesto.» afirma Paula Fernández Gómez, Spanish Editor de Didactics para Babbel.

Animador

España recibe al año más de 82 millones de turistas que llegan con ganas de realizar todo tipo de actividades variadas durante su tiempo de ocio: desde clases de baile, yoga hasta juegos para entretener a los más pequeños en la piscina. Por eso, muchos hoteles contratan durante esta temporada a perfiles de animadores para hacer la estancia de sus huéspedes mucho más amena. En este caso, los conocimientos de idiomas como inglés o alemán pueden ser clave para interactuar con ellos y que se sientan como en casa.

Coctelero

Con la llegada del verano, las terrazas y chiringuitos se llenan de turistas extranjeros que buscan desconectar y pasar un buen rato con amigos. Por eso, la demanda de camareros y sobre todo de cocteleros expertos aumenta durante esta época para cubrir los puestos de terraza. Por eso, cuanto mejores sean las habilidades en idiomas de los empleados se podrá ofrecer al cliente una experiencia mucho más fluida, tanto a la hora de hacer los pedidos, explicar los ingredientes de los cócteles e incluso charlar o hacerles alguna broma.

Cantante de orquesta

La música se ha convertido, junto con los festivales, en uno de los principales atractivos del verano en España. Por eso cada vez más hoteles, cruceros, bares… buscan cantantes de orquesta que den vidilla a la noches más calurosas. Cantar al ritmo de la Macarena o bailar la Mayonesa son algunos de los momentos preferidos por los turistas que visitan España durante sus vacaciones, pero los cantautores no deben olvidar incluir en su lista de canciones hits del verano como el clásico Saturday Night o temas del momento como 24k Magic el último y pegadizo single de Bruno Mars. Hay que tener en cuenta que en estas situaciones nos encontramos ante un público realmente exigente que mirará con lupa la pronunciación de cada letra de las canciones.

Sumiller/Sommelier

La gastronomía ya se ha convertido en parte de la cultura española y con ella todos los temas relacionados con el mundo del vino. Por eso, muchos turistas aprovechan su viaje a España para probar los mejores restaurantes y degustar un buen vino de la zona.

Y para estas ocasiones… qué mejor que el papel de un sumiller para recomendar un buen vino para acompañar unos exquisitos manjares. Una situación, donde los conocimientos de francés (y otros idiomas extranjeros) pueden ser claves para interactuar con los clientes y explicar de forma profesional todas las características de un buen vino. Además, con el auge del turismo rural, ha aumentado cada vez más el interés de los extranjeros por visitar bodegas y viñedos ecológicos.

Instructor de buceo

Son muchos los aventureros que se decantan por nuestro país a la hora de escoger sus vacaciones atraídos por el clima y el encanto de sus playas. Por eso, existe una gran demanda de actividades como snorkel o buceo que permite conocer más de cerca las profundidades marinas. 

Sin embargo, sumergirse bajo el agua no siempre es una tarea fácil, ya que tiene unas reglas muy concretas que hay que entender bien para evitar riesgos. Por ello, la figura del instructor de buceo con conocimientos de idiomas es clave en este tipo de actividades para explicar, de la forma más profesional y comprensible, técnicas como ascender más lento que tus burbujas o ecualizar los oídos.

Hablar el idioma de los huéspedes

Hablar distintos idiomas supone un requisito imprescindible a la hora de trabajar en el sector turístico en España sobre todo en los meses de verano. El idioma más requerido sigue siendo el inglés, aunque ya se comienza a ver una incipiente demanda de terceros idiomas como alemán, ruso o francés. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.