Las autoridades austríacas están investigando una supuesta estafa piramidal con bitcoins (monedas virtuales) perpetrada por la plataforma de internet Optioment, con sede en Costa Rica, que aparentemente ofrecía una rentabilidad de hasta el 4 % por semana antes de desaparecer, causando pérdidas a “más de 10.000 personas” en varios países europeos.

La Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Austria (FMA) presentó a fines del mes pasado una denuncia contra la empresa por esquema piramidal o violación de la ley del mercado de capitales, pero la dimensión del delito ha sido revelada hoy por la televisión pública ORF y el diario vienés “Die Presse”.

De acuerdo a la investigación periodística conjunta de ambos medios, unos 12.000 bitcoines se habrían esfumado con la plataforma. Aún no está clara la suma total del dinero estafado, que podría variar entre 70 y 240 millones de euros (de 87 a 300 millones de dólares).

Sea como sea, “miles de personas, posiblemente más de 10.000”, perdieron todo lo invertido en Optiomen, que a fines del año pasado se desconectó de la red sin previo aviso, indica el citado rotativo.

Además de su plataforma, la empresa, que se presentaba como un “fondo privado de bitcoines con sede en Costa Rica”, organizaba eventos sociales para atraer inversores y prometía recompensas a quienes captaran nuevos clientes, creando así un juego piramidal o esquema Ponzi.

La Fiscalía ha abierto una investigación del caso y, según los medios, busca sospechosos en diversos países. Tres ciudadanos austríacos estarían implicados en el comercio y la promoción de los productos de la plataforma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.