Amazon es la compañía que más invierte en el mundo en Innovación y Desarrollo (I+D) después de dedicar el pasado año 16.100 millones de dólares a esta partida, con una diferencia significativa sobre sus inmediatos perseguidores, Alphabet, matriz de Google, que invirtió 13.900 millones; o Intel y Samsung, que dedicaron un total de 12.700 millones de dólares a I+D en 2017.

El responsable de Innovación de Amazon y vicepresidente de la compañía, Werner Vogel, explicó durante su paso por el South Summit de Madrid, el pasado mes de octubre, que en la compañía “hacemos apuestas arriesgadas, siempre teniendo en mente que, si paramos en algún momento de innovar, estaremos muertos en 10 años. Para ser relevantes, es importante moverse y desarrollarse muy rápidamente”.

La apuesta por la innovación esta clara, pero para Vogel “el mayor cambio que Amazon ha introducido en la sociedad es darle el poder a los consumidores. Nosotros experimentamos y los clientes miden los avances”. Durante su paso por Madrid, Vogel presumió de trabajar en “la empresa más customer-centric del mundo”. “Estamos orgullosos de ello”, remachó.

Esta semana, precisamente, Amazon impulsaba su último proyecto innovador con foco en el cliente, Amazon Go, una tienda sin dependientes ni cajeros en el que todo el proceso de compra está automatizado y el cliente simplemente llega, selecciona los productos, y se va.

La compañía fundada por Jeff Bezos lidera por primera vez esta clasificación en 2017. De las veinte primeras empresas, nueve son tecnológicas y trece de ellas son estadounidenses, según destaca el informe Global Innovation 1000, elaborado por Strategy&, la consultora estratégica de PwC. Empresas como Honda o Facebook aparecen por primera vez entre las veinte primeras.

Si se analizara este ranking por sectores, la Informática y Electrónica, la Salud, la Automoción, y el Software e Internet, son los cuatro que más invierten y concentran el 75% de la inversión total. En este grupo de 1.000 compañías aparecen ocho empresas españolas: Telefónica, Amadeus, Iberdrola, Acciona, Indra, Grifols, Abengoa y Almirall.

2017 alcanza su máximo histórico en inversión en I+D

La inversión en innovación de las grandes empresas del mundo ha alcanzado en 2017 su máximo histórico y, por primera vez, ha superado los 700.000 millones de dólares. Un récord que, sin embargo, se puede ver empañado por la creciente preocupación de las compañías por el auge del proteccionismo. El informe de PwC, revela que la inversión en I+D de las mil mayores empresas cotizadas creció un 3% en 2017, hasta los 701.600 millones de dólares. Pero, en el futuro, esta inversión puede estar en peligro como consecuencia del aumento del proteccionismo en todo el mundo, según una encuesta realizada a 562 directivos y máximos responsables de I+D de grandes compañías multinacionales, que incorpora el estudio.

El 52% de los entrevistados asegura que el incremento generalizado del proteccionismo va a tener un impacto en la inversión en I+D de las grandes empresas de todo el mundo en los próximos años. Los directivos identifican a Estados Unidos, China y el Reino Unido como los tres países que están poniendo en marcha más medidas encaminadas a proteger sus economías.” Y son, precisamente, las compañías de estos tres países las que se enfrentan a mayores amenazas potenciales y donde la inversión en I+D puede ponerse en entredicho”, según señala el estudio, que cree que otros países como Canadá, Alemania y Francia podrían beneficiarse.

Los riesgos de las empresas de países proteccionistas

El informe apunta, asimismo, que “el incremento del proteccionismo económico en los próximos años podría acabar provocando un cambio en el modelo de innovación de las grandes multinacionales”. En la actualidad, el 94% de las compañías que más invierten en I+D  basa su innovación en el libre flujo de información y talento, y en la inversión directa fuera de sus países de origen, en aquellos mercados con mayor potencial de crecimiento. “Sin embargo -señala el estudio- esto podría cambiar hacia un modelo basado en grandes centros o nodos de innovación, más autónomos e independientes entre sí pero, también, más costosos e ineficientes como consecuencia de la duplicidad de recursos y de talento”.

En esta línea, precisamente, profundiza Bernat Figueras, socio responsable de Strategy& en España para PwC: “El flujo de talento, ideas y de capital que ha impulsado la inversión en I+D de las empresas en todo el mundo puede estar en riesgo si aumenta el proteccionismo económico. Esto podría acabar por sustituir el actual modelo de innovación de las grandes compañías, basado en redes dinámicas e interdependientes, por otro basado en grandes centros o nodos de innovación, más autónomos e independientes. En cuyo caso, las empresas deberán ser capaces de gestionar las ineficiencias y sobre costes de este nuevo modelo”.

Por último, in estudio apunta que “el incremento del gasto en I+D en 2017 se ha producido a pesar de que los ingresos de las empresas que componen el Global Innovation 1.000 ha caído un 2,5%, como consecuencia del efecto en algunos sectores –químico y de energía- de los bajos precios del petróleo”. Además, “el índice que mide la intensidad de la inversión en I+D (el porcentaje de los ingresos que las compañías dedican a innovación) se ha situado en el 4,5%, batiendo todos los records históricos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.