Airbus, uno de los líderes mundiales en aviación y Audi, una de las marcas top de coches, propiedad del grupo de automoción alemán Volkswagen, han anunciado cómo un cuándo comenzarán el plan conjunto para llevar los coches al cielo de nuestras ciudades.

Los coches voladores no son sólo el resultado de la ciencia ficción y numerosas películas futuristas, sino que con la llegada de tecnologías como los drones y los vehículos autopilotados, muchos se plantean llevar este medio de transporte a los cielos de las ciudades para descongestionar los altos niveles de tráfico que la mayoría de las grandes ciudades, a nivel mundial, presentan hoy en día. 

El cielo y la tierra unidos en el transporte

La idea que tienen en mente dirigentes de Airbus y Audi es que los vehículos del futuro sean capaces de transitar bien por la tierra, bien por el cielo en función de las necesidades de cada momento. 

Una ambición futurista que muchas ficciones, como Altered Carbon, ya han expresado como posible solución a los problemas de atascos en las ciudades. Algo que, además de liberar espacio en tierra para otros vehículos y sistemas de transporte, se espera que, junto con los vehículos autopilotados, genere dinámicas de tráfico mucho más ventajosas. 

Ambas compañías aspiran a desarrollar vehículos autónomos y voladores como el  CityAirbus, por ejemplo, la nave urbana de despegue vertical para cuatro pasajeros. A finales de este año, Airbus ya tendrá preparado el CityAirbus, un vehículo aéreo para cuatro personas capaz de despegar y aterrizar en vertical.

La alianza estratégica entre ambas compañías se ha sellado y anunciado en en salón aeronáutico de Berlin, recientemente celebrado, en donde se ha explicado que a partir de junio de este año, la plataforma de helicópteros bajo demanda de Airbus Voom trabajará con Audi para ofrecer una alternativa de transporte conjunta con los coches de Audi.

El proyecto, una vez se cuente con las primeras unidades de este tipo de vehículos, se pondrán en marcha en las ciudades más colapsadas en términos de tráfico y movilidad. Dos de las ciudades elegidas para ello son Ciudad  de México y Sao Paulo.  

Una vez consolidado el proyecto en ambas ciudades, la idea es continuar con el resto a nivel mundial. 

 

Airbus está muy interesada en entrar en el sector de la movilidad urbana

Airbus ya venía dando pasos para entrar en el negocio de la movilidad urbana como una prioridad estratégica. Primero con la adquisición de Voom, la plataforma de helicópteros que se transforman y posteriormente con la firma del acuerdo con Audi e Italdesign para presentar, en el salón de Ginebra, el primer prototipo de coche que se transforma en helicóptero.

La conquista de los cielos por parte del transporte es la próxima generación en la movilidad y eso Airbus lo sabe. Por ello esta decidida a poner en la mesa todo su know how para que junto con otras grandes empresas, como en este caso Audi, podemos viajar de un punto a otro de una ciudad en un coche volador.

Para Airbus este es un primer paso en una alianza de la que se esperan numerosos frutos y desarrollo de nuevos productos. 

La congestión está llevando a situaciones límite a los transportes actuales de las ciudades y eso está teniendo un alto coste para las ciudades y sus ciudadanos. Por ello Airbus y Audi quieren proponer alterativas innovadores y eficaces para conquistar esta tercera dimensión del transporte que es el cielo de las ciudades. 

Audi está interesada en seguir desarrollando el concepto de «transporte inteligente». En ese campo destaca la Urban Air Mobility, que es la solución en la que trabaja con Airbus junto a Italdesign, filial de la marca alemana.

Con este nuevo paso Audi quiere conocer mejor cómo garantizar las mejores soluciones ambivalentes (tierra y aire) de transporte de cara al futuro. 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.